Pececillos de plata: Curiosidades y cómo eliminarlos

Pececillos de plata

Los pececillos de plata o Lepisma saccharina, son un pequeño insecto de unos 12 mm de largo de color plateado o gris, posee dos largas antenas y un cuerpo alargado de hasta 10 segmentos con forma de torpedo, y termina en 3 largas cerdas al final del abdomen. Son muy frágiles y delicados, y uno de los pocos insectos que desde que apareció no posee alas, debido a que se trata de una de las especies más primitivas que aún habitan la tierra, y que evolutivamente apenas han cambiado.

Ciclo de vida del pececillo de plata

Su ciclo de vida depende de la especie, las hembras pueden poner desde unos cuantos huevos hasta veinte huevos al día. Su ciclo de vida completo suele estar entre 2 y 8 años, y su desarrollo depende de las condiciones del ambiente, por lo que hay periodos en los que son más frecuentes verlos, y otros que no. Alcanza la madurez en un mínimo de 4 meses, pero si las condiciones son desfavorables puede tardar hasta más de 3 años.


Las fases juveniles y la adulta tienen la misma forma, por lo que no experimentan ningún tipo de metamorfosis. Las ninfas nacen de los huevos con un reducido tamaño y de color blanco, al crecer les aparece su color gris, y en la tercera muda les aparece su característico brillo metálico, debido a unas escamas plateadas que poseen en la superficie del cuerpo, y las cuales les da su nombre.

Los pececillos de plata blancos

Los pececillos de plata son de color plateado o gris debido a las escamas que tienen en todo su cuerpo. Sin embargo, los pececillos de plata inmaduros, llamados ninfas, no poseen estas escamas, lo que les da un color blanco. Cuando eclosionan los huevos aparecen las ninfas, y al igual que todos los insectos, para poder crecer en tamaño tienen que realizar mudas, hasta que se hacen adultos. Con el tiempo les aparecen las escamas, y se les oscurece el color del cuerpo.

Los pececillos de plata en casa

Es muy habitual encontrar pececillos de plata en casa, aunque no solo viven ahí. También pueden vivir entre la hojarasca o debajo de las piedras en el campo, pero sin lugar a duda las casas les ofrecen un hábitat muy atractivo, encuentran comida en abundancia y humedad, los dos ingredientes necesarios para que vivan entre los seres humanos.

Los pececillos de plata se alimentan de materia orgánica, como celulosa, azúcar, cabello, caspa, restos de piel humana, insectos muertos, algodón, silicona, cereales. Y sobre todo en las casas viejas suele haber fuentes de agua con escapes, lo cual proporcionan un hábitat ideal para estos insectos. Es frecuente observarlos en baños, cocinas, y lugares oscuros como sótanos, debido a la proximidad del alimento, y a las condiciones ambientales ideales para su desarrollo.

Se debe tener en cuenta que estos insectos se reproducen muy fácilmente, por lo que una vez que se han visualizado, es recomendable tomar medidas al respecto, y erradicarlos lo antes posible.

Por qué salen los pececillos de plata

Los pececillos de plata pueden vivir en cualquier lugar del mundo donde haya comida, oscuridad y humedad, que proporcione unas condiciones ambientales ideales para su desarrollo. Por lo que cualquier lugar es susceptible de contar con su presencia, aunque no siempre se vean.

Cuando las condiciones son favorables, su población se incrementa, y es cuando se observan en los hogares en busca de alimento. Los lugares más habituales donde los encontramos son el baño y la cocina, pero se pueden encontrar en otras habitaciones oscuras. Por ello, es aconsejable ventilar bien todas las habitaciones, dejar que entre luminosidad en el hogar, y tener buenos hábitos de limpieza, así se creará un hábitat desfavorable para estos insectos y no aparecerán.

¿Pececillos de plata en el baño?

Los pececillos de plata necesitan humedad para poder reproducirse, además de alimento y oscuridad. El baño es un lugar ideal para vivir, en el suelo suele haber pelos, piel muerta, caspa y silicona con las que darse un gran festín, muchos de ellos no suelen tener ventanas al exterior por lo que suelen estar oscuros, y acumulan bastante humedad en su interior.

Normalmente, hacen el nido lo más cerca posible del alimento, pero en un lugar bien protegido como detrás de un azulejo, rendijas o huecos en la pared, cerca de tuberías o desagües, lo cual dificulta localizar los nidos. Sin embargo, es frecuente encontrarlos cuando están buscando comida o regresando a su refugio, cuando se enciende la luz.

El baño no es el único lugar donde se suelen encontrar, en la cocina también es fácil encontrarlos buscando restos de comida, como azúcar o cereales, y en sótanos o almacenes oscuros suelen alimentarse de libros o papel almacenado.

Por dónde salen los pececillos de plata

Los pececillos de plata necesitan lugares muy protegidos para su supervivencia, y su pequeño tamaño les permite refugiarse en cualquier hueco. Suelen buscar hendiduras como un agujero en la pared, un azulejo desprendido, dentro de cajones o armarios e incluso en un bote o vaso abierto para habitar.

Además, al alimentarse de sustancias tan poco usuales como silicona o celulosa, puede aparecer en cualquier rendija de la casa, como las juntas de la ducha o marcos de las puertas.

Por ello, se recomienda cambiar las juntas de silicona y sellar cualquier rendija con cemento, y realizar tareas de mantenimiento de forma habitual.

Los pececillos de plata se introducen en los oídos

Los pececillos de plata buscan lugares oscuros donde esconderse, pero a pesar de lo que se pueda llegar a pensar no se introducen en los oídos cuando se duerme. Al contrario, suelen huir cuando estamos cerca, ya que son muy frágiles y los podríamos lastimar con un leve movimiento, prefieren refugios más seguros y tranquilos.

Los pececillos de plata pican

Aunque su apariencia pueda hacer pensar que son peligrosos, la verdad es que no son conocidos por picar a los seres humanos ni ocasionar enfermedades. Pero es muy desagradable verlos corretear a sus anchas por la casa, o encontrárselos en los cajones devorando los libros y ropa, además suelen reproducirse de forma rápida, por lo que es aconsejable tomar medidas desde la primera vez que se les observa, e intentar controlar la plaga lo antes posible.

Son peligrosos los pececillos de plata

A pesar de que tienen una apariencia aterradora y a menudo se confunden con ciempiés venenosos, no son conocidos por transmitir enfermedades a los humanos. Los pececillos de plata buscan refugio cuando se les molesta o amenaza, y suelen ser muy escurridizos, escondiéndose en grietas y ranuras donde los humanos no pueden cogerlos. Cuando encuentran una fuente de alimento les gusta construir sus nidos cerca, y a menudo pueden ocasionar problemas en las casas, como en el papel pintado, comida almacenada en la despensa, libros, papel, muebles, prendas de vestir y ropa de cama.

Cómo eliminar los pececillos de plata

Los pececillos de plata necesitan zonas húmedas para sobrevivir, y les gusta poco la luz por lo que es habitual encontrarlos en baños y cocinas, u zonas oscuras de la casa como los sótanos.

También te puede interesar cómo eliminar chinches

Por lo que para evitar su aparición es muy recomendable reparar posibles fugas en tuberías, mantener una buena ventilación de todas las habitaciones y usar deshumificadores para evitar una elevada humedad.

Se alimentan de almidón, celulosa y azúcar, por lo que es habitual encontrarlos sobre libros, telas, cuadros, alfombras, pastas o restos de comida. Para evitar su aparición el mejor consejo es mantener las habitaciones limpias, libres de polvo y restos de comida, y almacenar los alimentos en recipientes herméticos y con tapadera.

También te puede interesar cómo eliminar topos

Los insecticidas comerciales pueden acabar con poblaciones pequeñas o individuos aislados, pero si su número es muy elevado es aconsejable llamar a un profesional, pues pueden dañar algunas partes del inmueble, como vigas o puertas de madera.

Remedios caseros para eliminar los pececillos de plata

Los pececillos de plata son difíciles de eliminar de forma permanente debido a sus hábitos, sus nidos suelen estar muy bien escondidos y los adultos suelen ser nocturnos, pero con estos remedios caseros conseguirás reducir su número.

  • El alcohol etílico suele estar presente en todos los hogares y es muy efectivo cuando se rocía sobre los nidos.
  • El ácido bórico es fácil de conseguir y venenoso para los insectos, solo se debe espolvorear por los lugares afectados, y en pocos días se pueden notar sus efectos, expulsando a los pececillos de plata de la casa. Se debe tener cuidado con las mascotas, ya que también les puede afectar.
  • La tierra de diatomeas deshidrata a los pececillos ocasionándoles la muerte, cuando pasan cerca de ella, por lo que se debe esparcir por los pasos más habituales o sobre ellos, y no hace daño a las mascotas.
  • Las virutas de cedro desprenden un olor muy agradable en el hogar. Pero intolerable para estos insectos por lo que desaparecerán de allí rápidamente.
  • La canela es muy útil para deshacerse de estos insectos poco deseados, se pueden colocar palitos de canela en cajones, armarios o en las habitaciones. Así, desprenderán un agradable aroma, pero los pececillos de plata ni se acercarán, ya que no toleran este aroma.

También te puede interesar más sobre:

Cómo eliminar el picudo rojo

Avispas asiáticas

Termitas en casa

Remedio contra las avispas

Productos para eliminar cucarachas definitivamente

Remedios contra las cucarachas